Troquelados Rodríguez

 
 

En la oficina

El proceso de fabricación de una plantilla comienza sacando el patrón que ajusta en la planta de la horma de modo artesanal.
















Después se elige el cambrillón que se adapte a la horma








Y finalmente se digitaliza la horma para la creación del molde para su posterior moldeado












Estos son los tres pilares de una buena plantilla, en los que se mezcla la tradición con la tecnología.

Una vez obtenido el patrón de la plantilla, este se digitaliza y se crean las piezas que formaran nuestra plantilla, a esto se le llama diseño asistido por computadora (CAD)

Por otro lado con el archivo escaneado en 3D, se diseña el molde para darle la forma deseada y se crean los moldes con un sistema de control numérico computarizado (CNC). Fabricando nosotros mismos los moldes y utilizando nuevos materiales conseguimos más precisión, más rapidez y costos inferiores lo cual nos permite mantener precios muy competitivos, incluso en pedidos pequeños.

Al usar las técnicas de diseño en 2D y 3D asistidas por ordenador conseguimos un gran control en la fabricación, pudiendo realizar cualquier modificación en el diseño de forma fácil y precisa.

A continuación, se crea una ficha informatizada del modelo con los materiales, procesos, fotografías, medidas, etc. para que su fabricación siempre sea idéntica.

En la planta de producción:

 

El primer proceso es cortar las piezas diseñadas en el CAD, utilizando maquinas de corte por cuchilla asistidas por ordenador llamadas CAM (fabricación asistida por computador)

 


















Estas piezas se unen usando distintos métodos y se forma la plantilla



Que hay que moldear para darle la forma de la horma
















Y biselar con distintas inclinaciones para que se adapte al zapato
















Se empaqueta y etiqueta y ya está lista para servir al cliente










Esta es una explicación general, hay varios procesos más, que dependiendo de cada plantilla, se realizan o no.